CONTACTO

tecnologiamaritima2000@gmail.com

martes, 14 de febrero de 2012

Propulsores de tornillo pioneros

El inventor de la hélice para barcos fue el checo Josef Ressel, quien solicitó la patente austriaca el 28 de noviembre de 1826. Más tarde el ingeniero e inventor sueco John Ericcson y el comerciante emprendedor Inglés Petit Smith fueron quienes la desarrollaron y perfeccionaron.

Posteriormente el Almirantazgo Inglés con la asesoría del gran ingeniero Isambard Kingdom Brunel, la siguieron perfeccionando, dando lugar a la construcción y pruebas del primer barco militar con hélice, el HMS Rather.

Por estas tempranas fechas los britanicos la denominaban propulsor de tornillo (screw propeller), para diferenciarla de otros sistemas como eran el propulsor conoidal (conoidal propeller) o propulsión por rueda de paletas (paddle wheels).

A partir del momento de la invención de la hélice, en adelante, muchos otros inventores quisieron contribuir para  mejorarla, dando lugar a la aparición e diversas patentes, algunas ciertamente curiosas como son las siguientes;

En 1853 John Fisher patenta su propulsor de tornillo. Esta hélice representa un propulsor de dos palas con las palas perforadas con forma de ranuras que parecen tener el objetivo de dispersar el aire que pueda estar en las caras de las palas.
Propulsor de tornillo patentado en 1853 por John Fisher, localizado en Science Museum (London) .
 Un año más tarde, en 1854 Henry Walduck patentó un diseño que tenía la intención de atenuar el movimiento centrífugo del agua sobre las superficies de la pala mediante la introducción una serie de terrazas, concéntricas con el eje, pero cada una siendo mayor en paso que su vecina interior.  
Propulsor de tornillo patentado en 1854  por Mr. Walduck, localizado en Science Museum (London).
Este sistema fue recuperado muchas veces durante el subsiguiente desarrollo de la hélice, una de los últimos desarrollos fue en 1924, donde las placas cordales fueron introducidas en el diseño de la pala.

Para saber más de la historia de las hélices marinas, desde las primeras hasta los diseños actuales, un buen libro es Marine Propellers and Propulsion de J. S. Carlton.

Fuentes: wikipedia, Marine Propellers and Propulsion (J. S. Carlton), Science Museum (London).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada