CONTACTO

tecnologiamaritima2000@gmail.com

lunes, 5 de marzo de 2012

ATAQUE DE AVIONES REPUBLICANOS AL CRUCERO ALMIRANTE CERVERA

La acción tuvo lugar el 22 de Febrero del año 1938, cuando los cruceros del bando  sublevado Canarias, Baleares y Almirante Cervera bombardeaban el Grao de Valencia y los Altos Hornos de Sagunto, fueron atacados por la aviación republicana, siendo alcanzado el Almirante Cervera por dos bombas que le ocasionaron averías y 82 bajas en su dotación.
Crucero Cervera visto desde un avión. Foto: Vida maritima.
Una de las bombas impactó en cubierta y produjo pocas averías en el buque, pero causó muchas bajas debido a la metralla.

Otra de las bombas, que eran de fabricación soviética, denominadas Fungasnaya Aviabomba (General poupose) de 50 Kg de peso, entró por la chimenea de proa y quedó incrustada en el colector alto de la caldera 4-A del crucero. Investigaciones posteriores determinaron que la espoleta de la bomba se desprendió al tropezar con uno de los tirantes interiores impidiendo así la explosión de más de 40 Kg. de trilita que hubieran podido causar daños gravísimos. En la imagen siguiente se muestra la bomba y la chapa del colector de la caldera que se conservan en el Museo Naval de Madrid.
Bomba que entro por la chimenea del Cervera. Museo Naval de Madrid.
Las bombas que cayeron en el agua tampoco causaron averías en el buque, pero al explotar tan cerca del crucero le produjeron muchas bajas sobre todo entre los sirvientes de los montajes de popa. En total, el Cervera tuvo 12 muertos, y los heridos superaron los 70, de los que 6 murieron más tarde, con lo que el número total de fallecidos por el ataque aéreo ascendió a 18.

Los aviones republicanos que realizaron el ataque estaban compuestos al principio por escuadrillas de aviones biplanos Polikarpov RZ Natachas del Grupo 30, que fueron burlados por el abundante fuego antiaéreo disparado desde los buques, luego una segunda oleada de bombarderos Tupolev SB Katiuska, también del Grupo 30 que fueron los que lanzaron las bombas que dañaron el Cervera.
Tupolev SB atacando al crucero Baleares.
El crucero Almirante Cervera fue siempre un buque afortunado, siendo este incidente, dado el número de víctimas, el más grave padecido por el crucero a lo largo de su larga y continuada campaña. Sin embargo el hecho de que le entrara una bomba por la chimenea y que esta no llegara a explotar fue un hecho singular y  extremadamente afortunado para el buque y su dotación, dados los enormes daños que la bomba habría causado si llegara a explotar en esa zona tan vital del buque.

En el tercer volumen de la obra "La Guerra silenciosa y silenciada" de los hermanos Moreno, en su pagina 2.138 se recoge la sucesión de tan señalados acontecimientos:

La agrupación formada por el "Canarias", "Baleares" y "Cervera" y los minadores "Júpiter" y "Vulcano", salió de Palma de Mallorca en la mañana del 17 de febrero y barajó la costa catalana donde reconoció y controló los movimientos del ya famoso vapor "Prado". El "Canarias" se destacó brevemente para bombardear el puente internacional de Colera, al que alcanzó en uno de sus pilares, interrumpiendo el trafico y causando seis heridos. A continuación, los tres cruceros bombardearon San Feliu de Guixols.

En la mañana del 22 la agrupación bombardeó el Grao de Valencia, sobre el que disparó 16 proyectiles por buque y poco después los altos hornos de Sagunto bombardeados por artillería de 203 mm. y 120 mm. de los cruceros "Canarias" y "Baleares".

En esta ocasión la reacción enemiga no se hizo esperar. Alrededor de las 14.30 dos formaciones de nueve aviones Katiuska cada una atacó a la agrupación, cuando esta aun navegaba a rumbo 045 de la corrida del bombardeo de Sagunto.

En este primer ataque, los buques vieron caer las bombas al principio a gran distancia, cerca de un mercante francés que se dirigía a Valencia.

Inmediatamente todos los buques metieron a estribor hasta quedar al rumbo 080 para facilitar el tiro de artillería antiaérea. Los cruceros aumentaron la velocidad a 20 nudos y los minadores forzaron las revoluciones hasta alcanzar el régimen de 19 nudos, límite máximo de estos buques.

El fuego antiaéreo consiguió deshacer la formación de los aviones. Algunos de ellos forzaron la barrera de fuego y dejaron caer sus bombas, a una altura no superior a los 1.000 metros, sobre el "Cervera" al que lograron alcanzar con dos impactos directos. En el primero una bomba penetró por la chimenea de popa y se empotró sin explosionar en el colector superior una caldera que quedó inutilizada. El segundo impacto cayó sobre la cubierta y no produjo daños de consideración, aunque sí numerosas bajas en el personal de la cadena de municionamiento. Las seis o diez bombas que explosionaron en el agua, cerca del costado del buque fuero las causantes de la mayor parte de las bajas de los sirvientes de los montajes 3 y 4 de 152mm y antiaéreos de popa, entre estos últimos tres oficiales y un condestable de artillería.

El segundo ataque comenzó a la 15,15 y estuvo protagonizado por siete aviones divididos en dos escuadrillas que atacaron al "Canarias" por la amura de babor y próximos a la vertical. el crucero metió a estribor y se vio rodeado por las explosiones de las bombas que cayeron en el agua a unos 300 metros de distancia por las dos amuras y por popa.

Poco después el "Baleares" comunicó que tenia un muerto y un herido a bordo a consecuencia de la explosión del proyectil de una ametralladora al intentar desencasquillarla. Asimismo el "Cervera" informaba del impacto en la chimenea con la inutilización de la caldera nº 4 y del número de heridos que estimó en 23.

Al recibir este mensaje, el almirante ordeno al "Cervera" dirigirse a Palma de Mallorca. Al pasar la voz del "Canarias" comunicó: Han fallecido cinco heridos hay graves otros cinco.


El "Cervera" fondeó en Palma a las 22,30 del 22 de febrero y desembarcó 10 muertos, entre los que se encontraban el capitán de infantería de marina D. Carmelo Coello Hernández que mandaba las ametralladoras a/a de 20 mm. , y 63 heridos cuya lista encabezaban los alféreces de navío D. Federico Belando Aznar y D. Francisco Martínez Doggio que fallecerían días después en el hospital de Palma. El número total de bajas fue 12 muertos y 70 heridos a bordo de este crucero, a los que había que sumar un muerto y un herido a bordo del "Baleares" y un herido en el "Vulcano".
   
Otro testimonio de los hechos recogido por el fogonero Evaristo Vidal Vales, que en ese momento estaba de guardia en la sala de máquinas del crucero, nos contaba lo sucedido:

Cuando se produjo el ataque de los aviones republicanos, las baterías antiaéreas comenzaron a disparar, en un momento determinado un avión enemigo acertó a colar una bomba por la chimenea de proa, que milagrosamente no explotó pero rompió el colector alto de la caldera 4-A del buque.
Calderas Yarrow de tres colectores de los cruceros clase Cervera. Foto: Vida maritima.
En ese momento el vapor vivo se extendió en un principio por la sala de calderas de proa del buque y posteriormente fue alcanzando mas zonas, obligando al personal de las zonas afectadas a salir al exterior. Y debido a la gran pérdida de presión de vapor, el buque se quedó desamparado sin energía, por estar las calderas comunicadas, por ello era necesario entrar nuevamente en la sala de calderas y cerrar las válvulas para aislar la caldera dañada.

Un oficial al mando pidió voluntarios para entrar a incomunicar la caldera, e inmediatamente varios tripulantes levantaron la mano y se ofrecieron para ejecutar la misión, a pesar del riesgo de perder la vida o quedar gravemente quemados por las altas temperaturas del vapor. El hecho de que si salía bien la cosa serían condecorados y promocionados por méritos de guerra les proporcionaba una motivación extraordinaria.

Sin perder tiempo, y a falta de trajes ignífugos especiales, se improvisaron unos trajes protectores hechos con sacos, los cuales se empaparon abundantemente con agua de mar, acto seguido entraron los tripulantes más valientes los cuales lograron realizar con éxito su comprometida misión, cerrando las válvulas que dejaban incomunicada la caldera dañada, posteriormente otros tripulantes lograron sacarlos fuera gravemente quemados. Pero como se solía decir en tiempo de guerra; “el fin justifica los medios”.

Lo que importaba era que el buque ya estaba navegando otra vez con normalidad, auque con solo siete calderas operativas, aun así estaba perfectamente preparado para recibir un esperado nuevo ataque de la aviación republicana, que horas después se produjo pero solamente contra el Canarias y Baleares, ya que el Cervera se separó de ellos y navegaba con rumbo a Palma de Mallorca.


AVIONES REPUBLICANOS
Los aviones republicanos que tomaron parte en el ataque del 22 de Febrero de 1938 contra los buques del bando sublevado, fueron aviones de fabricación rusa Tupolev SB y Polikarpov RZ.

Tupolev SB Katiuska:
Era un bimotor, monoplano, con tres tripulantes: el bombardero en la proa acristalada con dos ametralladoras en montaje doble, detrás iba el piloto, a la altura del borde de ataque, con un parabrisas anguloso. En puesto dorsal el ametrallador de cola, que podía accionar una ametralladora dorsal y otra ventral. Todos los tripulantes iban intercomunicados.
Bombardero Tupolev SB idéntico al que atacó al Cervera.
El Tupolev SB, Skorostnoi Bombardirovschik, o "Bombardero de Alta velocidad", fue un bombardero ligero bimotor utilizado por las Fuerzas Aéreas soviéticas, siendo uno de los aviones más avanzados de su tiempo. Numericamente, constituyó el bombardero más importante a nivel global en los años 30, siendo a su vez el primer avión moderno producido masivamente en la Unión Soviética.

Tuvo su estreno y primera actuación importante en la Guerra Civil española del lado de las Fuerzas Aéreas Republicanas, contienda donde se le conoció como Katiuska en el Bando republicano y Martin Bomber por los aviadores del Bando sublevado. Más tarde participaría en los conflictos fronterizos de 1939 contra Japón (Batalla de Jaljin Gol) y en la guerra Soviético-finesa de 1939-40. Hacia Junio de 1941, el 94% de los bombarderos de la Aviación soviética estaba compuesto por Tupolevs SB. Al principio de la Segunda Guerra Mundial, durante Invasión alemana de la Unión Soviética, los SB sufrieron unas pérdidas tan elevadas a manos de la Luftwaffe que obligaron a retirarlos de la primera línea de combate y su sustitución por aparatos más modernos.

Tupolev SB-2. Foto MPM

Tupolev SB Katiuska. Foto: Libro de J. Salas y R. de Madariaga. 

Tupolev SB-2. Foto: Museo del Aire.
Características Principales:
Dimensiones:
 Longitud: 12.22 m.
 Envergadura: 20.12 m.
 Altura: 4.39 m.
Peso:
 Vacío: 3.995 kg.
 Máximo al despegue: 6.910 kg.
Tripulación: 3
Velocidad:
 Máxima: 430 km/h
Crucero: 280 km/h
Autonomía:
 Distancia: 1.450 km.
Motores: dos svetshov m-100 de 12 cilindros en v.
 Empuje: 860 CV cada motor.
Techo máximo: 9.400 m.
Carga: 2.915 kg.
Armamento: cuatro ametralladoras shkas y 600 kg.s. de bombas.

Polikarpov RZ Natacha
 Avión biplano de alas desiguales y arriostradas entre sí, con alerones solo en los planos superiores.  Era un bombardero ligero soviético biplaza diseñado por Polikarpov sobre la base de los modelos Polikarpov R-5 y R-5 SCH.
Bombardero ligero Polikarpov RZ Natacha.
Incorporaba un nuevo motor M-34 de 750 C.V. cuyo radiador estaba dispuesto por detrás de las ruedas principales y nuevo empenaje triangular. La cabina del piloto quedaba semicerrada mediante paneles laterales transparentes plegables y el observador se acomodaba bajo una cubierta que comprendía una sección fija y otra deslizable, salvo en el momento de hacer uso de su ametralladora móvil de 7,62 mm.
Polikarpov RZ volando en formación. Foto: Ejercito del Aire
Su diseño comenzó en 1933 a cargo de los ingenieros D.S. Markov y A.A. Skarbov. El prototipo voló por primera vez en enero de 1935. Dos años más tarde, tras haberse fabricado algo más de mil ejemplares, cesó la producción.

Participó en la Guerra Civil Española con el nombre de "Natacha" en el bando republicano donde se recibieron 113 ejemplares a partir de 1937; destacarón por sus buenas prestaciones y disponibilidad operativa.El R-Z solía operar a baja cota en formaciones muy cerradas, consiguiendo que el fuego defensivo de las ametralladoras traseras ShKAS (cuya cadencia de tiro era de 1800 disparos por minuto) ahuyentase en más de una ocasión a los cazas enemigos. Tras lanzar su carga de 400 kg de bombas (ocho de 50 kg), los R-Z solían volver a sus bases individualmente y a baja cota.

Características Principales:
Dimensiones:
 Longitud: 9.70 m.
 Envergadura: 15.50 m.
 Altura: 3.60 m.
Peso:
 Vacío: 2.430 kg.
Velocidad:
 Máxima: 290 km/h
Autonomía:
 Distancia: 1.000 m.
Motores: am-34 de 12 cilindros en v.
 Empuje: 750 CV
Techo máximo: 8.000 m.
Armamento: una ametralladora pv-1 o shkas de 7,62 mm., síncronizada en la parte delantera del fuselaje y un arma símilar en posíción dorsal, más ocho bombas de 50 kg. bajo las alas.


CRUCERO ALMIRANTE CERVERA
 El crucero Almirante Cervera fue la construcción nº 9 de “La Sociedad Española de Construcción Naval” en el astillero de Ferrol. Su puesta de quilla fue el día 14 de abril de 1923, la botadura tuvo lugar el 16 de octubre de 1925, amadrinado por doña Andrea Larredondo la esposa del almirante Emiliano Enríquez. Comenzó sus pruebas de mar oficiales el 24 de mayo de 1928, tras lo cual, fue entregado a la Marina de Guerra Española el 15 de septiembre de ese mismo año.
Crucero Almirante Cervera mostrando su magnifica estampa de buque muy marinero y veloz. Foto: Vida Marítima.
Al crucero se le asignó el nombre del Almirante Don Pascual Cervera Topete, Almirante de la Escuadra que el 3 de Julio de 1898 hubo de sucumbir fatalmente en La batalla Naval de Santiago de Cuba, y que por iniciativa del pueblo español se tomó la decisión de bautizar el nuevo crucero con el nombre de tan insigne marino.
 
El 29 de abril del año siguiente se celebró en Cádiz, con los honores de rubrica, la ceremonia de entrega al buque de la valiosa bandera de combate que la Diputación Provincial gaditana le donaba en atención a que Cervera fue nativo de la provincia. Actuó de madrina doña Rosario Cervera Jácome, hija del Almirante cuya memoria se honraba. En el mismo día de la recepción de la bandera se hizo a la mar el crucero Almirante Cervera rumbo a Cuba, conduciendo a bordo la Delegación extraordinaria, presidida por el Ministro de Marina, Contralmirante García de los Reyes, que había de representar a España en la toma de posesión de la Presidencia de aquella República por Gerardo Machado.

Previas, escalas en Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas de Gran Canaria, el crucero llegó a La Habana el 16 de Mayo de 1929, día siguiente de rendir allí su raid aéreo los aviadores españoles Jiménez e Iglesias. Los marinos españoles tuvieron en la isla una cordial acogida del mundo oficial, colonia española y numerosos amigos de la antigua madre patria., y en todas partes se vieron rodeados de expresivas manifestaciones de la simpatía popular. El recuerdo de la heroica gesta de nuestra Escuadra en Santiago no se había extinguido en la Perla de las Antillas.
LLegada del Cervera a la Habana el 16 de Mayo de 1929. Foto: American Photo Studios.
Despedida del Crucero Cervera del puerto de la Habana el 26 e Mayo de 1929. Foto: Museo Naval de Ferrol.
El crucero Almirante Cervera fue autorizado por la llamada Ley Miranda de 17 de febrero de 1915 (D.O. núm. 39, del 18 de febrero). y se correspondían al llamado Proyecto F según Decreto del 11 de Julio de 1922.

El crucero Almirante Cervera pertenecía a la misma clase que otros dos buques de la Armada española de su tiempo, el Príncipe Alfonso (renombrado posteriormente Libertad, y tras la Guerra Civil, Galicia) y el Miguel de Cervantes.

Estos cruceros, designados "Cruceros Rápidos" fueron diseñado por el Ingeniero británico Philip Wat, de Amstrong Whitworth & Co., derivado de los Cruceros británicos tipo “E”, (Emerald, Enterprise...), con su armamento más potenciado, y dos chimeneas en vez de tres.

Los buques tenían 172,62 m de eslora, 16,61 m de manga y 5,03 m de calado.  Su protección se reducía a una cintura de 76 mm. de espesor, que se reducía a 51 en popa, y a unos manteletes para la artillería principal, con un blindaje de 12 mm La cubierta estaba únicamente acorazada en torno a la sala de máquinas, y sobre los compartimentos de los pañoles de munición, con planchas de 25 mm. En la zona del timón la protección era de 37mm. 

El casco tenía un corto castillo de proa, que se prolongaba en un casetón a lo largo de casi toda la cubierta, hasta la torre de popa. Tenía una superestructura, con un puente de mando de reducidas dimensiones, y un palo trípode a popa, donde iba instalada la dirección de tiro.

El grupo propulsor, lo constituían 8 calderas Yarrow de fuel, que proporcionaban una potencia de 82.000 caballos (la potencia oficial de placa era 80.000 HP), con cuatro grupos de turbinas parsons conectados a cuatro hélices, que podían funcionar de modo independiente, y tenían un diámetro de 3,20 metros. A toda máquina, podía alcanzar una velocidad de 34,5 nudos.

Corte longitudinal del crucero Almirante Cervera, vista sección de proa. Museo Naval de Ferrol.

Corte longitudinal del crucero Almirante Cervera, vista sección central, con las 8 calderas Yarrow. Museo Naval de Ferrol.

Corte longitudinal del crucero Almirante Cervera, vista sección de popa con las salas de turbinas. Museo Naval de Ferrol.

La disposición de la artillería principal era atípica, con 8 excelentes cañones Vickers del calibre 152/50 mm (50 calibres de longitud), dispuestas en 3 torres dobles y 2 torres sencillas, estas últimas iban montados en los dos extremos de la cubierta a proa y a popa.
Esquema del crucero Almirante Cervera, mostrando artillería y detalles exteriores.
Estos cañones eran de carga separada, pudiendo lanzar un proyectil de 45,4 kgs de peso, a 21.600 metros de distancia, con una velocidad inicial 914 m/s para una carga de pólvora de 13,6 kg. Siendo su ángulo de elevación entre –5º y 35º. Todos éstos cañones iban protegidos por manteletes abiertos a contera., y cada montaje doble pesaba 45,6 toneladas. Podían disparar cinco tipos de proyectiles diferentes, y su sistema de puntería, podía ser directa, o centralizada. La primera con un sistema óptico de cada cañón, y la segunda, a través de las tres centrales de tiro del buque. Había 6 telémetros ópticos de coincidencia, tres de 4,57 m. de base, para las piezas de artillería, otro de 3,66 m. de base , para el lanzamiento de torpedos, y otros dos de 2m. de base, para el tiro antiaéreo.

Como armamento secundario, llevaban cuatro cañones del 101.6/45 mm. En montajes sencillos, sin protección, colocados a dos por banda. Estos cañones, tenían un ángulo de elevación entre –5º y 90º, por lo podían efectuar fuego antiaéreo, sobre su vertical. Lanzaban un proyectil de 14 kilos, con una carga de 3.5 kg. de pólvora, con un alcance máximo horizontal de 13.400 m., y vertical de 7.850 m. La puntería se efectuaba a través del sistema óptico de cada pieza, y la recarga se podía hacer manual o semiautomática. Normalmente el proyectil era de tipo explosivo con espoleta de tiempo.

Disponían además, de dos montajes antiaéreos de 47 mm, una pieza de desembarco de 76 mm., y una ametralladora, así como doce tubos lanzatorpedos del 533mm, en cuatro montajes triples, situados dos a cada lado de la cubierta.

Uno de los cuatro lanzatorpedos triples existentes a bordo de los cruceros clase Cervera.
 Estos cruceros no llevaban ningún tipo de protección antitorpedo, ni de detección submarina. Iban equipados con 4 proyectores de 90 cm afectos a la dirección de tiro, y otros tres de 60 cm.situados dos en puente, y otro en la cofa del mástil de popa.

Detalle de la torre central de un crucero de la clase Cervera, extraordinaria maqueta conservada en el Museo Naval de Madrid.
 Características Principales:
ALMIRANTE CERVERA
Tipo:
Crucero Ligero
País:
España
Astillero
SECN (Arsenal de El Ferrol), Nº 9
Entrada en servicio
15 de septiembre de 1928
Baja de servicio
31 de agosto 1965
Desplazamiento:
9.438 t
Eslora:
176,63 m
Manga:
16,61 m
Calado:
5,03 m
Propulsión
• 4 hélices, 4 grupos de turbinas Parsons, 8 calderas Yarrow, 82.000 CV.
Velocidad:
33 nudos, en pruebas 34,5 nudos
Autonomía:
4.950 millas a 15 nudos
Tripulación:
566
Armamento principal:
• 8 cañones Vickers de 152/50 mm, en 2 torres simples y 3 torres dobles.
Armamento AA principal
• 4 cañones AA de 101'6/45 mm
• 2 cañones antiaereos de 76mm
Armamento AA ligero
• 1 ametralladora
Lanzatorpedos
• 12 tubos lanzatorpedos de 533 mm, en 4 montajes triples.
Blindaje:

• Cinturón: entre 50 y 76 mm
• Cubierta: 25 mm
• Torres con manteletes de 12 mm
Aviones
Un hidroavión Heinkel He 114 (tras su modernización)


Guerra Civil Española:
 La labor desempeñada por el crucero Almirante Cervera en el transcurso de la Guerra Civil es realmente asombrosa, tanto por su incansable actividad como por lo agresivo de sus acciones. Durante la dura campaña puso en práctica el lema “Mi descanso es pelear”, sin casi más jornadas de reposo para las dotaciones que el tiempo contra reloj indispensable para repostarse en puerto y proceder a las reparaciones del normal desgaste de máquinas y calderas y de la artillería, demostró ser digno del nombre que ostentaba
Crucero Almirante Cervera navegando a gran velocidad. En las calderas existian unos mecheros denominados "de combate", que servían para levantar cortinas de humo que hacian al buque invisible
 Aunque no dejaba de ser un humilde crucero ligero muy inferior a otros buques de guerra de países extranjeros, en la Guerra Civil demostró desde el principio una importancia capital, era apodado "El Chulo del Cantábrico", dada la impunidad con que minaba puertos y cañoneaba poblaciones costeras, como Gijón, Santander o la base de submarinos republicanos en Portugalete.

Sin embargo sus otros dos hermanos gemelos Libertad y Miguel de Cervantes que permanecieron en el bando republicano no jugaron un papel tan importante debido principalmente a las dotaciones que los manejaban. Haciendo una vez más evidente el dicho de que “la dotación del buque es la que hace que éste sea bueno o sea malo”

Crucero Almirante Cervera navegando a alta velocidad y con la bandera de combate enarbolada en el palo de popa.

Vista aerea del rucero Almirante Cervera  fondeado en la Ria de El Ferrol del Caudillo, frente a la base militar de la Graña.

Acciones importantes durante la Guerra Civil:

18-7-1936
El crucero Almirante Cervera está en dique seco en El Ferrol. No se une a la sublevación y por ello es atacado desde los edificios colindantes al dique y desde otros barcos, responde al fuego. Su capitán intenta llenar el dique.

21-7-1936
El crucero Almirante Cervera, aún en el dique seco, aunque a flote se rinde tras varios días de combate rodeado y aprisionado en el dique. Fue asaltado por oficiales y marinos afectos a los alzados, lo que lo dejó en manos del bando franquista. Estaba al mando del capitán de navío Juan Sandalio Sánchez-Ferragut, quien fue fusilado por los franquistas.

27-7-1936
Las baterias de costa de Ferrol confunden al crucero nacional Almirante Cervera con su gemelo republicano el Libertad, disparando contra él cuatro proyectiles desde los cañones  Munaiz-Arguelles de 150mm de la batería de Salgueira, sin daños y sin que el crucero respondiese al fuego. Por lo visto fue una astucia del comandante Salvador Moreno, que mandó quitar las marcas identificativas para que se confundiera con el Libertad y así saber si los que mandaban las baterias estaban o no con los sublevados.

09-8-1936
Atacó al yate británico Blue Shadow, que venía de Bilbao transportando súbditos británicos. El yate se dirigía a Gijón para hacer una escala, en el mismo momento en el que los cañones del Cervera bombardeaban el puerto. El comandante del crucero aparentemente confundió al Blue Shadow –cuyo casco pertenecía a una lancha antisubmarina de la Primera Guerra Mundial– con una nave gubernamental, por lo cual ordenó abrir fuego contra la embarcación, matando al capitán y propietario del yate, el británico Rupert Saville, e hiriendo a su mujer y otros dos tripulantes. Los sobrevivientes fueron rescatados por el destructor británico HMS Comet, que se encontraba fondeado en el puerto de El Musel.

29-9-1936
Luego se dirigió a apoyar el bloqueo del estrecho de Gibraltar, donde participó el 29 de septiembre en la batalla del cabo Espartel. Se enfrentó allí al destructor republicano Gravina, disparando 292 proyectiles de 152 mm y alcanzándolo con solo dos de ellos. La mala puntería del crucero permitió al Gravina ponerse a salvo huyendo averiado y consiguiendo refugiarse en Casablanca.

Octubre-1936
A primeros de octubre, echó a pique frente a Málaga a los guardacostas Uad Lucus y Uad Muluya.

Enero-1937
Participó junto con el bou armado Galerna en la persecución y posterior hundimiento del mercante de bandera panameña Andra que llevaba diversos cargamentos y burlaba el bloqueo que la flota franquista había impuesto en el Cantábrico. A la segunda andanada de sus cañones dio en blanco y el barco fue capturado y posteriormente hundido por el Galerna ante la imposibilidad de remolcarlo. A partir de este incidente se dedicó a buscar y capturar barcos mercantes de distintas banderas que intentaban violar el bloqueo marítimo impuesto por el bando franquista

6-4-1937
Intenta detener al mercante británico Thorpehall que, apoyado por otros tres destructores ingleses, logra evadirse y llegar a Bilbao. Otro tanto sucedió cuando meses después detuvo al mercante británico Gordonia, pero el 14 de julio logró capturar al carguero de la misma nacionalidad Molton frente a Santander, pese a la oposición del acorazado británico HMS Royal Oak.
 
23-4-1937
El crucero de batalla británico HMS Hood se enfrenta al crucero español Almirante Cervera.

14-7-1937
El crucero Almirante Cervera logra detener al carguero inglés Molton frente a Santander cuando intentaba pasar el bloqueo, pese a la presencia del acorazado HMS Royal Oak.

1937
Durante el año 1937, hundió a dos unidades republicanas que eran usadas como guardacostas y también un mercante de tabacalera. Asimismo derribó a un avión trimotor que intentó atacarlo. Participó además en el apresamiento del transporte Marqués de Comillas.

17-02-1938
Zarpó desde Palma de Mallorca con los cruceros Canarias y Baleares con los que participó en el bombardeo de la ciudad de Valencia.

22-02-1938
Fue atacado por la aviación republicana: en primer lugar escuadrillas de aviones biplanos Polikarpov RZ Natachas del Grupo 30, que fueron burlados por el abundante fuego antiaéreo disparado por las unidades franquistas, luego una segunda oleada de Tupolev SB Katiuska, también del Grupo 30, y una bomba de 50 kg cayó en la chimenea de popa sin explotar, aunque dañó las máquinas y causó 25 heridos con la metralla. Según otros informes además de esa bomba recibió otra en plena cubierta que mató a 17 marineros. El Almirante Cervera tomó rumbo a Palma de nuevo.

6-03-1938
Se encontraba escoltando al Crucero Baleares y participó en la Batalla del Cabo de Palos, colaborando luego en las labores de rescate de los marineros del Baleares.

Crucero Almirante Cervera navegando a toda máquina, eran unos buques muy marineros diseñados recogiendo toda la experiencia que tenían los Británicos en navegación oceánica.
Crucero Almirante Cervera fondeado en la ría de El Ferrol del Caudillo, al fondo la Villa de la Graña.

Película: Cruzada en la mar



 Fuentes:
3- Revista Naval: Almirante Cervera
4- Ejercito del Aire: Tupolev SB2
5- Wikipedia Tupolev SB
6- Ejercito del Aire: Polikarpov RZ
7- Wikipedia: Polikarpov RZ
8-Museo Naval de Ferrol

1 comentario:

  1. Gracias por el artículo. Es muy bueno. En este sitio hay una referencia al episodio del ataque aéreo y una buena pintura del Cervera navegando a toda máquina:
    http://www.artemilitarynaval.es/2014/08/almirante-cervera.html

    ResponderEliminar