CONTACTO

tecnologiamaritima2000@gmail.com

domingo, 10 de junio de 2012

EL GIL EANNES, BUQUE HOSPITAL PORTUGUES

El antiguo buque-hospital portugués Gil Eannes, que se encuentra amarrado como buque museo en el puerto de Viana do Castelo, fue durante muchos años el buque hospital de los pescadores portugueses en Terranova y Groenlandia, donde las condiciones climáticas eran extremadamente duras.
Buque museo Gil Eannes amarrado en Viana do Castelo, foto realizada en Agosto del 2003
De su larga hoja de servicios se dice que, además de su función como buque hospital de pescadores y tripulantes, también fue buque de mando, correo, remolcador y rompehielos, garantizando el abastecimiento de alimentos, repuestos, cebos y combustible a los bacaladeros de su bandera. En la web Navegando com o Gil Eannes se explican todos los detalles de su dilatada e importante historia marinera.




Distintas imágenes de la goleta Creoula y los Doris con los que se pescaba el bacalao en Terranova. Los bacaladeros portugueses eran asistidos por el Gil Eannes.

Documental de National Geographic "Os solitarios homes dos doris":







El Gil Eannes fue la construcción número 15 de los Estaleiros Navales de Viana do Castelo, entró en servicio en mayo de 1955. Es un buque de 3.467 toneladas brutas y 1.805 netas y su casco mide 98,61 metros de eslora total (88,70 entre perpendiculares), 13,77 de manga, 8 de puntal y 5,50 de calado máximo.

Gil Eannes el día de su entrega en los astilleros de Viana do Castelo, en 1955. Foto Ships and The Sea
El casco, está reforzado para la navegación en mares con hielo. Satisfecho por completo a los preceptos de la Convención de Londres de 1948, como la protección contra el fuego: la embarcación es de unos 2.500 metros cuadrados de superficies aisladas y el fuego, más allá de los medios habituales para la lucha contra incendios, cuenta con un sistema automático de inundaciones de zonas habitadas, por medio de precipitación, y otro de inundación de la bodega de carga, con dióxido de carbono, este último asociado con un equipo especial para la detección de humo.




El servicio de carga y descarga se realiza mediante los palos de carga, atendidos por 8 winches eléctricos, cada uno de 3000kg  de fuerza. Completan la maquinaria del molinete del ancla de 35 HP y un sistema de electrohidráulico de gobierno con el control normal de la función de puente de gobierno y de mando en la cubierta de popa.

Rueda de timón de fortuna, foto realizada en Agosto del 2003
 
Winch de cubierta, foto realizada en Agosto del 2003



Está propulsado por dos motores diesel, fabricados en los talleres Fairbanks Morse & Co., en Beloit (Wiscosin, EE.UU.), con una potencia unitaria de 1.400BHP a 300 rpm para una velocidad de 15 nudos con buen tiempo.  

Motores de dos tiempos diesel Fairbanks Morse. Foto: Navegando com o Gil Eannes
 
La planta eléctrica comprende cinco motores auxiliares, diesel-generadores capaces de proporcionar 512kW cada uno, el buque también cuenta con 16 grupos de electrobombas y 2 grupos de electrocompresores. La potencia eléctrica total instalada es de unos 780kW.

Cuadros eléctricos y diesel generadores. Foto: Navegando com o Gil Eannes

El enfriamiento de la bodega de carga refrigerada se logra por medio de toberas de aire frío asociados con el sistema individual de los conductos de distribución. El equipo de refrigeración está instalado en dos lugares diferentes, la potencia total de 140 CV.

En este buque fue especialmente cuidadoso el estudio de la ventilación, que se hace para proporcionar aire caliente y para mantener la temperatura de los lugares habitados a 18 ° C. El calentamiento del aire se realiza con vapor suministrado por una caldera de 50 metros cuadrados de superficie de calefacción.

A partir de 1963 compartió su misión de buque-hospital con la de buque mercante frigorífico y de pasajeros y así permaneció hasta 1973. En 1975, después de año y medio de amarre, volvió de nuevo a navegar como buque mercante transportando cargas de bacalao seco de Noruega a Lisboa, al servicio de la Comisión Reguladora del Comercio de Bacalao y en ese mismo año fue requisado por el Gobierno portugués para participar en la guerra de Angola como buque hospital. A su regreso fue reacondicionado para volver a su condición de mercante, etapa en la que hizo viajes a Noruega, Canadá, Nueva Inglaterra, África del Sur y España.
Gil Eannes dando asistencia a dos pesqueros en Terranova. Foto Navegando com o Gil Eannes
En 1984 se procedió a su amarre definitivo, cambiando de puerto hasta que llegó a Lisboa, donde en 1997 se vendió para desguace. La noticia de lo que parecía futuro inminente cambió de sentido cuando la Cámara Municipal de Viana do Castelo se movilizó y consiguió rescatar el barco, remolcándolo a la ciudad donde nació para ser expuesto como memoria viva del pasado marítimo de la ciudad y del país.

Gil Eannes a la espera de ser desguazado en 1982. Foto: Ships and The Sea.
En 1998 fue reformado en los astilleros de Viana do Castelo con la ayuda de varias instituciones, empresas y ciudadanos y su gestión se cedió a la Fundaçao Gil Eannes, abriéndose desde entonces al público en su atraque del muelle viejo de la histórica ciudad marinera, convertido en un importante testigo del acontecer marinero en las lejanas latitudes de Terra Nova y Groenlandia.

Antiguo buque hospital Gil Eannes en Viana do Castelo, foto realizada en Agosto del 2003

Buque hospital Gil Eannes en Viana do Castelo, foto realizada en Agosto del 2003
El buque se encuentra amarrado en el muelle comercial, muy cerca de la estación de ferrys y de la Plaza 5 de Octubre. Justo enfrente se erige el Monumento a Joao Alvares, navegante portugués. Actualmente la visita cuesta 2 Euros, pero se puede recorrer las cubiertas, la sala de máquinas, la cocina, la panadería, el puente de mando, la estación de comunicaciones, diversos camarotes, la barbería, zona de hospital, la sala de cenas de los oficiales, etc

Cuando visitamos el barco en el año 2003, no habia que pagar entrada, pasabas para dentro y tomabas algo en el bar.





 El interior del buque se puede ver en Una mirada a la Ría de Vigo

 Fuentes: 
7) Libro "La campaña de la goleta Argus" de Alan Villiers
8) Libro "Rumbo al Gran Banco: Una etnohistoria de la pesca industrial del bacalao" de García-Orellán, Rosa

3 comentarios:

  1. Excelente trabajo de este buque historico para Portugal

    ResponderEliminar
  2. Si seño, un buen museo, para el recuerdo¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Acabo de visitarlo recientemente y quede gratamente sorprendido del buen estado de conservacion del barco.

    ResponderEliminar