CONTACTO

tecnologiamaritima2000@gmail.com

lunes, 8 de julio de 2013

Istambul B saliendo de Vigo en septiembre de 2011

El Carguero multipropósito de carga seca Istambul B frecuentaba hace algunos años el puerto de Vigo. En las imágenes de Septiembre de 2011 se le puede ver saliendo de dicho puerto, posiblemente una de sus últimas singladuras antes del trágico suceso.

El Istambul B saliendo del puerto de Vigo, muy posiblemente cargado de chatarra.
Este es un arcaico buque Turco que asombra ver operando en aguas españolas, su estado era tan deficiente que los últimos años, parece haber sido visitado únicamente por inspectores kamikaces dispuestos a aceptar ser sobornados con cajetillas de tabaco rubio. 

El Istambul B saliendo del puerto de Vigo cargado de chatarra hasta las marcas de verano del disco Plimsoll. Detras el monte de la Guía y el puerto deportivo de reciente construcción. Septiembre de 2011.
Su suerte cambio de rumbo tras ser detenido en el puerto de Tarragona tras efectuar un vertido de Fuel-Oil dentro del propio puerto y no darle tiempo a escapar.

El carguero turco haciéndose a la mar, con la lancha que cubre la ruta a las Islas Cíes en primer término.

Tras la detención y para evitar el pago de la multa, el buque fue abandonado por el armador, la aseguradora y el consignatario, dejando a la tripulación abandonada dentro del  buque durante un año entero, sin sueldo ni provisiones. Posteriormente la Autoritat Portuària de Tarragona se convirtió en dueña del buque al declararse el buque como abandonado y hacer efectivo el embargo.

Bonita panorámica de la Ría de Vigo, vista dese una azotea en el puerto, la Villa  de Cangas queda detrás. El barco turco avanzaba lento, sin alegría, como si fuera un vagabundo moribundo en busca de alguna tumba.

El carguero de 97 metros Istambul B, salió al mar tras su tortuoso nacimiento en un astillero turco del Mediterraneo en 1983, su estado de conservación era tan malo que la corrosiva cubierta de este buque sería el último lugar por donde un ser humano debiera pasearse, una curiosa plataforma que, si pasara a formar parte del fondo marino, no querrían habitar ni los mejillones. 

Aquí otra imágen del vetusto buque de fabricación turca y con 30 años en sus cuadernas, un ejemplo de toda una flota que opera en aguas Españolas desplomando los precios de los fletes gracias al uso de tripulaciones y barcos substandard.

Los escobenes, anclas y cadenas estaban tan alarmantemente oxidados que muy posiblemente su equipo de fondeo ya había dejado de tener tal definición.

Barcos substandard, que navegan amparados por banderas de conveniencia (piratas), con empresas localizadas en paraísos fiscales, consiguiendo ofrecer un precio para los fletes muy por debajo de lo que alcanza una empresa legal. Con esta manera de operar la naviera busca para asegurarse su renntabilidad pagar lo mínimo en todo, seguros, mantenimiento, tripulaciones, etc.......y si sucede algo la naviera desaparece dejando las tripulaciones abandonadas. No se entiende que hacen los inspectores permitiendo que exista esta competencia desleal.

IMO number
8113293
Name of the ship
ISTANBUL B
Type of ship
GENERAL CARGO
MMSI
271000036
Gross tonnage
4018 tons
DWT
7051 tons
Year of build
1983
Builder
TORGEM SHIPBUILDING INDUSTRY & TRADE - ISTANBUL, TURKEY
Flag
TURKEY
Home port
ISTANBUL
Class society
TURKISH LLOYD
Manager & owner
BESERLER DENIZCILIK - ISTANBUL, TURKEY
Former names
KAYA BEY until 2007 Dec
ANZER until 2004 Jun
MORKOC until 1993 Aug

El Istambul B constituye un ejemplo de los muchos buques que operan en nuestras aguas desplomando los precios de los fletes gracias al uso de tripulaciones y barcos substandard, que navegan amparados por banderas de conveniencia (piratas), con empresas localizadas en paraísos fiscales, las cuales se disuelven instantaneamente en el momento de que ocurre alguna catástrofe medioambiental.

La historia Tras su detención fue la siguiente (Fuente: Diario de Tarragona):

La trágica historia del buque de carga Istambul B ha llegado a su fín. El carguero, tras ser abandonado a su suerte, se intentó vender en subasta pública pero nadie pujo por él. Ahora, la Autoritat Portuària de Tarragona (APT), titular del barco desde diciembre, ha encontrado un comprador. La Autoritat ha declinado dar más detalles aunque el precio de la venta oscilaría entorno a los 420.000 euros, la cantidad económica que se fijó en abril para el precio de salida de la subasta desierta. El buque, posiblemente restaurado, vuelva a operar en el Mediterráneo.

El carguero turco procedía de Djen Djen (Argelia) y atracó en el Port de Tarragona hace un año. Su objetivo era llenar las bodegas de chatarra y transportarlas hasta Nermut Bay, en Turquía. Este era el cuaderno de bitácora de su capitán.

Sin embargo, durante su estancia se detectó un vertido de una mezcla aceitosa y fuel que activó las alarmas por contaminación marina. El buque, ya cargado con la chatarra, quedó retenido hasta resolver el problema de la mancha contaminante en las aguas interiores.

Los equipos de contención se pusieron en marcha para controlar el vertido y Capitanía Marítima tomaba muestras para localizar su procedencia. Los análisis no dejaron lugar a la duda: la composición de la muestra extraída del agua y de la sentina del barco turco coincidía plenamente. Eran los responsables.

Capitanía Marítima ordenó la retención del barco y abrió un expediente sancionador. La compañía aseguradora del carguero se desentendió del accidente argumentando impagos en las cuotas. El consignatario (la empresa que representaba el buque con sede en la ciudad) también renunció a su ‘cliente’ y quedó el barco en manos de la decisión del armador, ‘desaparecido’.

Éste a día de hoy sigue sin contestar ni los burofax, ni las llamadas. La ausencia de un propietario dejó a bordo a 16 tripulantes turcos (capitán oficiales de abordo, maquinistas y marineros) abandonados a su suerte. Denunciaron al armador por impago de las nóminas.

Durante la investigación se añadió otro problema sin resolver: tres embargos judiciales pendientes, el más reciente procedente del puerto argelino anterior a la llegada a Tarragona donde llenaron los depósitos de fuel sin pagarlo.

Con todo ello, el barco quedó retenido. Se ordenó la descarga de la chatarra (que se derivó a otro barco para que llegara a su destino) y la tripulación quedó sitiada en su propio carguero que cada día tenía menos comida, agua potable... El propio Port colaboró con la aportación de agua y costeando la limpieza; Creu Roja y Cáritas también ayudaron con comida, productos de aseo e incluso revisiones médicas.

Vuelta a casa por aire

El consulado turco medió para poder devolver a los 16 tripulantes a su país de origen. El primer contingente –en agosto– fue de 12 personas, ya que cuatro quedaron en Tarragona para intentar aguantar un poco más y lograr que prosperara alguna de las denuncias interpuestas contra el armador.

Sin embargo, el retén de cuatro personas dejó el barco el 23 de octubre, momento en que se declaró el Istambul B como un barco abandonado. La ley en estos casos regula que el barco en cuestión pase a manos del Estado y en el caso tarraconense asumiera esta titularidad la Autoritat Portuària. Es el primer caso de abandono en Tarragona.

Con todo, la tramitación fue efectiva en diciembre y APT decidió sacarlo a subasta. Ésta se convocó el 16 de abril sin que nadie pujara por un carguero de 31 años. Por ello, esta vez no ha habido subasta.

La propia Autoritat Portuària ha encontrado un comprador potencial y está en trámites de liberar un amarre del muelle de Llevant, lugar donde el barco turco con 97,8 metros de eslora (longitud), 17 de manga (anchura) y 4.018 de arqueo (volumen y peso) ha pasado los últimos meses. 

3 comentarios:

  1. Por desgracia hay muchas historias como la de este buque, .....y muchos así todavía navegan (y navegarán) por ciertas aguas.

    ResponderEliminar
  2. Si un hecho cirtísimo, pero aqui esataremos para sacar todo a la luz, en Ferrol y en Vigo, un saludo John

    ResponderEliminar
  3. Echó toda la "parpaya" a 20 metros de un barco de Salvamento Marítimo.

    ResponderEliminar