CONTACTO

tecnologiamaritima2000@gmail.com

jueves, 2 de junio de 2016

Centenario de la Batalla de Jutlandia

El pasado 31 de mayo se cumplieron los 100 años de la Batalla de Jutlandia, también conocida por los alemanes como la Batalla de Skagerrak.

La batalla de Jutlandia constituyó sin duda la mayor batalla de Acorazados y una de las mayores batallas navales de la historia de la humanidad. Tuvo lugar entre el 31 de mayo y el 1 de junio de 1916, frente a las costas de Dinamarca, en el mar del Norte.
La flota alemana con los modernos acorazados de combate estaba al mando del vicealmirante Reinhard Scheer, y por medio de los cruceros de batalla comnadados por el vicealmirante Franz von Hipper planeaban atraer el escuadron de cruceros de batalla británicos mandados por el impetuosos almirante David Beatty hacia el grueso de la flota alemana, con el fin de destruirlos. Sin embargo, la flota inglesa, al mando del almirante Sir John Jellicoe detectó, gracias a algunas comunicaciones interceptadas, que se estaba proyectando una operación a gran escala, por lo que la Gran Flota de la Royal Navy, con Jellicoe al mando zarpó con la intención de reunirse con Beatty.

La tarde del día 31, Beatty y Hipper se encontraron el uno con el otro y en el curso de una batalla a cañonazos, atrajeron a los británicos hacia la Flota de Alta Mar. Sin embargo, Beatty cambió el rumbo en el último momento y huyó en busca de la Gran Flota, por lo que las dos flotas mayores del Imperio Alemán y el Imperio Británico (unas 250 naves en total) acabaron enfrentadas en una dura batalla entre las 18:30 de la tarde y la caída de la noche, que aconteció en torno a las 20:30.
Resultaron hundidos 14 barcos británicos y 11 alemanes, con grandes pérdidas de vidas humanas. Jellicoe trató de cortar el camino de la flota alemana hacia su base con el fin de continuar la batalla por la mañana, pero Scheer consiguió romper el bloqueo británico arropado por la oscuridad y regresó a puerto.


 Relación de pérdidas Británicas:

 Relación de pérdidas Alemanas:
 
Al finalizar la batalla ambos bandos reclamaron la victoria. Los británicos perdieron más barcos y hombres, pero consiguieron sabotear el plan de Scheer de destruir la escuadra de Beatty. Los alemanes siguieron constituyendo una amenaza que requirió la concentración de la marina británica en el mar del Norte, pero nunca lograron el dominio de los océanos. En su lugar, la Marina Alemana recondujo sus esfuerzos y recursos hacia una guerra submarina sin restricciones.

IMAGENES: 
El Acorazado HMS Iron Duke, buque insignia de Jellicoe. Desplazaba 30.380 toneladas y contaba con 10 cañones de 343mm, la velocidad máxima era de 21 nudos.
El Acorazado SMS Friedrich der Große  era la segunda unidad de la clase Kaiser y fue el buque insignia alemán con Reinhard Scheer en la batalla de Jutlandia. Desplazaba 24.724 toneladas y contaba con 10 cañones de 305mm, la velocidad era de 22,4 nudos
El Crucero de Batalla HMS Lion, era el buque que enarbolaba la insignia de David Beatty liderando el 1º Escuadrón de Cruceros de Batalla. Desplazaba 29.680 toneladas, contaba con 8 cañones de 343mm y su velocidad era de 27 nudos.
El Crucero de batalla SMS Lützow fue el buque que anarbolaba la insignia de Franz von Hipper al mando del 1º Escuadrón de Cruceros de batalla alemanes. Era la segunda unidad de la clase Derfflinger. Desplazaba 26.600toneladas y contaba con 8 cañones e 305mm, la velocidad era de 26,4 nudos. En la batalla recibió 24 impactos de grueso calibre, y posteriormente se hundió,Von Hipper fue recogido por los torpederos.
El Crucero de Batalla HMS Invincible era el buque insignia del Contraalmirante Horace Hood al frente del 3º Escuadrón de Cruceros de Batalla. Desplazaba 17.250 toneladas, contaba con 8 cañones de 305mm y su velocidad era de 26,5 nudos. Recibió un tremendo castigo del SMS Lutzow, alcanzado en los almacenes de cordita en la santabárbara, voló por los aires, apenas huvo supervivientes.
El Crucero de Batalla HMS Queen Mary fue el único de su clase, aunque muy similar al HMS Lion. Se hundió durante la batalla de Jutlandia, fue alcanzado por 5 granadas perforantes de grueso calibre procedentes de los cruceros SMS Lützow y SMS Derfflinger.
El 5º Escuadrón de Acorazados Rápidos de la clase HMS Queen Elisabeth y mandados por el Almirante Hug Evan-Thomas. Eran posiblemente los mejores buques de la batalla de Jutlandia, desplazaban 27.500 toneladas, contaban con 8 cañones de 381mm y una velocidad de 24 nudos. La protección era superior a la de los cruceros de batalla.
El Acorazado SMS Konig fue el primero de la serie con el mismo nombre. Desplazaba 25.390 toneladas y contaba con 10 cañones de 305mm, la velocidad era de 21 nudos. Demostró su sólida construcción en la batalla, después de soportar el impacto de 10 proyectiles de grueso calibre, que le causaron daños importantes pero sin impedir que sigueira operativo.
  
El Crucero de batalla SMS Seydlitz era una mejora de los Cruceros de la Clase Moltke, su resistencia en combate se demostró formidable, resultó seriamente dañado al ser alcanzado por 21 proyectiles de grueso calibre y un torpedo,  embarcó 5000 toneladas de agua y su francobordo quedó reducido prácticamente a nada, aun asi logró regresar a la base por sus propia máquina.
Acorazado SMS Kronprinz
Acorazado SMS Markgraf
Crucero de Batalla SMS Von der Tann

Destructores alemanes creando la cortina de humo que salvó a los acorazados en el momento de efectuar la maniobra conocida como "media vuelta de combate", que los sustrajo de la superior fuerza de la flota Inglesa.
Destructores alemanes cruzando a la flota de Acorazados alemanes en misión de ataque a la flota enemiga..


LINKS:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada