CONTACTO

tecnologiamaritima2000@gmail.com

sábado, 25 de febrero de 2012

La pesca de arrastre y los arrastreros

Las artes de arrastre son artes activas, con ellas las especies son capturadas por el movimiento del aparejo que las embolsa, y no selectivas, ya que rastrean el agua a un cierto nivel, recogiendo todo aquello que encuentran. La única discriminación la hacen según el tamaño de la malla del aparejo.
Moderno arrastrero "Monte Meixueiro". (Foto: Astilleros MCies)

Existen diferentes técnicas de arrastre que pueden ser clasificadas en dos tipos: el arrastre de fondo y el arrastre pelágico.

En cuanto a las artes hay seis categorías:
1-     Arrastre de fondo simple; un barco con una sola red.
2-     Arrastre gemelo; un barco con dos redes paralelas.
3-     Arrastre por parejas; dos buques que arrastran por el fondo una red.
4-     Arrastre de vara; una vara de madera o metal mantiene la apertura horizontal de la red aún a baja velocidad, volviendo innecesario el uso de portones.
5-     Arrastre pelágico individual.
6-     Arrastre pelágico por parejas.

En el arrastre pelágico las redes, en general de dimensiones mucho mayores que las de fondo, pueden remolcarse con uno o dos barcos. Están diseñadas y aparejadas para la captura de especies pelágicas como anchoa, jurel. La profundidad de pesca (controlada por una ecosonda de red) se regula con la velocidad de arrastre.

Entre los tipos de embarcaciones arrastreras se encuentran:
-         Arrastrero de popa: los cables de remolque van a cubierta de popa, los motones se fijan a un pórtico o estructura fija análoga. Puente a proa, rampa a popa para izado del copo. Bodega en plano diametral y maquinillas partidas situadas lo más a proa posible para dar espacio a la red.
-         Arrastrero pequeño de popa: cables de remolque que van de maquinilla a cubierta de popa, puente a proa, rodillos a popa para reducir la fricción cuando larga o cobra la red. Bodega en plano diametral.
-         Arrastrero de costado: las redes de arrastre se calan por el costado.
-         Arrastreros de tangones: usan botalones para remolcar el arte de pesca sujetos al palo, y extendidos desde los costados para remolcar una o dos redes. Pesca típica de camarón y en el mar del norte peces planos usando redes pesadas.

Las principales capturas de la flota arrastrera son:
-         Los gánidos; como son el bacalao, abadejo, merlán, etc.
-         Los peces planos; el gallo, lenguado, platija, fletán, etc
-         Los crustáceos; cigala, gamba, langostino, etc
-         Otras especies; Merluza, Rape además de otras especies de bajo valor comercial que suelen ser comunes al capturar las especies anteriormente indicadas.

Partes principales del arte de arrastre.

La pesca de arrastre consiste fundamentalmente en el empleo de una red lastrada que barre el fondo de la mar capturando todo lo que encuentra a su paso. Se trata de un arte activo, en el sentido de que no espera ni confía en los movimientos del pez para su captura. Sin embargo, se suele considerar como una práctica muy destructiva para el ecosistema. El modo de arrastre de fondo es uno de los métodos más invasivos de pesca, pues está en contacto con el fondo marino y destruye algas y otros organismos indiscriminadamente. Por esta razón se cuestiona su uso y se exige mayor regulación.

En el libro "EL CAPITÁN DE PESCA Y EL BACALAO", Rosa García-Orellán nos relata como era la pesca del bacalao siguiendo la biografía del capitán vasco Lázaro Larzábal:

Hubo un tiempo en que España tuvo la flota bacaladera más potente del mundo.  En la década de los sesenta, los bacaladeros españoles pescaban a sus anchas en los caladeros de Terranova, una inmensa superficie del Atlántico Norte en cuyas aguas se produce una gran concentración de plancton debido al contraste de temperaturas entre las corrientes del Golfo (cálida) y del Labrador (fría). Es la zona de los llamados Grandes Bancos, cuya riqueza piscícola era conocida al menos desde el siglo XVI por pescadores del norte de la península que se aventuraban hasta las costas canadienses atraídos por unas pesquerías que combinaban la ballena y el bacalao. Los vascos llegaron incluso a establecer asentamientos en la zona.
Bacalao en el mar (Foto: wikipedia).

Hubo que esperar más de doscientos años para ver de nuevo buques de pabellón nacional en los Grandes Bancos. La creación en 1926 de la empresa Pysbe (Pesquerías y Secaderos de Bacalao de España), con sede en el puerto de Pasajes, marcó el inicio de la pesca industrial. Los buques de la Pysbe abrieron un camino que no tardaron en seguir otras empresas como Pebsa y Copiba, con sedes en La Coruña y Vigo. Pasada la Segunda Guerra Mundial, España se había convertido ya en una potencia en la pesca del bacalao.
La pesca del bacalao en aguas del Mar de Barents, Groenlandia y Terranova. Por Lázaro Larzábal

Las condiciones de vida de los pescadores eran muy duras. Había campañas que duraban seis meses y la climatología podía llegar a ser inhumana, con temperaturas de hasta 40 grados bajo cero. «Se trabajaba a destajo y si se encontraba un buen banco de pescado no había noche ni día», recuerda el capitán Larzábal. En la zona abundan tanto los icebergs como la niebla, así que hasta la introducción del radar no era raro que se produjesen frecuentes colisiones entre barcos. «Recogí un testimonio de un patrón que me contó que su barco estuvo sesenta días en medio de una niebla tan intensa que no podía ver la proa desde el puente. Lo único que podían hacer era tocar la sirena y apostar vigilantes en la cubierta», cuenta la antropóloga.
Pareja de bacaladeros "León Marco" y "León Marco Cinco" de Lázaro Larzabal. (Foto: Faro de Vigo).
La ampliación a finales de la década de los setenta de los límites de las aguas territoriales marcó el inicio del fin de la edad de oro del bacalao. Un final que ya habían anticipado los primeros síntomas de agotamiento de los caladeros de Terranova, exhaustos ante la presión a la que habían sido sometidos. Canadá prohibió en 1978 que se faenara a 200 millas de sus costas y se introdujo un método de cuotas para la pesca. En la práctica, envió directamente al desguace a la mayor parte de la flota española.

En aguas de terranova tuvieron lugar episodios dramáticos, uno de los más recientes fue cuando el arrastrero "Monte Galiñeiro" naufragaba en el caladero de Nafo el 22 de Febrero del 2009, los hechos fueron recogidos por los periódicos, el barco se hundió en 18 minutos a causa de unas explosiones en la zona de la máquina, dada la gran escora solo pudieron utilizar una balsa de supervivencia, que no tenía capacidad para todos, por lo que cuatro tripulantes debían estar en el agua, gracias a los trajes de supervivencia y  que iban turnándose pudieron resistir las bajas temperaturas del mar de solo 3º C. El rápido rescate de una patrullera canadiense y las acertadas acciones del joven capitán Iván Soaje Blanco fueron decisivas.

El arrastrero gallego ´Monte Galiñeiro´, minutos antes de hundirse. (Foto: coast guard of halifax)

Arrastrero "Monte galiñeiro"construido en el año 2005 por MCies, Vigo.

Fuentes: 
- Astilleros MCies
- EL CAPITÁN DE PESCA Y EL BACALAO. LÁZARO LARZABAL, DESDE LA ÉPOCA DORADA A LA PESCA SIMBÓLICA, Rosa García-Orellán.
- Pesca de arrastre (Wikipedia)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada